«Surfeando el pavimento» con Sabrina Ambrosi

El longboard nace del surf, de los días donde no había olas. Los surfistas decidieron ponerle ruedas de patín a las tablas de surf. Después, lo usaban como medio de transporte para llegar a la playa.

0
295

Sabrina Ambrosi es skateboarder profesional. Desde septiembre del 2012 decidió dedicarse a este deporte que según ella “es su vida”. Vivía en Ushuaia, donde practicaba snowboard durante el invierno. Pero fue en base a la necesidad de que cuando no había olas seguir, el longboard es la manera de seguir “surfeando el pavimento”.

En lugar de hacer la contra temporada en Canadá -como tenía planeado antes de conocer la ciudad y hacerme de un grupo de amigos que amo- decidí quedarme durante el verano y ahí fue donde decidí comprar mi primer longboard y mi vida cambió”, nos contó vía WhatsApp.

En su primera carrera formal, era la única mujer. Era en una pista que bajaba a 90km por hora. “Uno de los chicos me dio una sugerencia, yo perdí por muy poca esa carrera… pero en el repechaje me toco competir con ellos y después salí primera”, declaró.

¿Cómo te diste cuenta de que este deporte era lo tuyo?

«Lo sentí… Y aprendí también con el tiempo que esa sensación que tenía de que estaba haciendo lo correcto podía guiar mi vida en todos sus ámbitos. Fue gracias al longboard que decidí enfocarme plenamente en lo que me daba esa sensación de estar en el camino correcto y fue así como de a poco pude hacer a un lado todo lo que no sumaba en mi vida».

¿Cómo es el rol de la mujer en este deporte?

«Yo quiero creer que igual que el de cualquiera, pero quizás no. La realidad es que internamente siento un peso extra por demostrar que somos iguales que cualquier otra persona del sexo opuesto.

Creo que mi rol en particular es el de feminista activista, pero tengo mis propios puntos de vista que muchas veces no comparto con otras mujeres/hombres por supuesto, como cualquier ser individual».

¿Te sentiste discriminada por ser mujer?

Si, varias veces. Incluso de parte de quien no desea discriminar. Un simple re bien para estar compitiendo contra hombres” a mi medio que me choca un poco ya darme cuenta que eso también resuena en mi cabeza como una programación que no se bien de donde vino. Es como si el ser hombre automáticamente les ganara a todas las horas arriba de la tabla que tengo, los golpes, el estudio de mi setup y los materiales que lo componen, las reacciones que tiene a los diferentes climas, mi entrenamiento y programa de alimentación, coaching, etc.

¿Cuál es el entrenamiento que es necesario para practicar este deporte?

No sé si es NECESARIO ningún entrenamiento más que sumar horas arriba de la tabla para mejorar. Eso diría que es lo esencial y el resto es complemento para evitar lesiones y poder profesionalizarse. Entrenamiento en el gimnasio, alimentación, estudios médicos regulares, coaching (la parte mental/espiritual).

¿Qué es el longboard para vos?

Es mi vida, así de cursi como suena. Lo que hago es siempre con eso en mente y trato de que todo lo que hago esté lo más cerca posible de lo que amo. (Actualmente, trabaja con empresas de longboard hace años, por eso vive de y para este deporte).

Contanos sobre el proyecto que compartís en las historias de Instagram “trabajando en el futuro del longboard argentino”, de que se trata?

«Nos estamos reuniendo hace tiempo con la idea de trabajar sobre el futuro del longboard en Argentina. Creo que en parte se debe al hecho de que estaba programado para este año ser anfitriones de los WRG (World Roller Games – torneo que equivale al mundial de futbol para nuestro deporte), lo cual se pospuso 2 años debido a la pandemia«.

Trabajando en el futuro del longboard argentino

También es algo que se intentó varias veces antes y no se llegó muy lejos lamentablemente. Durante las reuniones se plantearon dos proyectos y se votó finalmente avanzar sobre la idea de hacer una Federación Argentina de Longboard y Downhill, que englobe a varias de las asociaciones que están vigentes al día de hoy.

Otro de lo puntos fue que estimule a través de representantes de diferentes provincias a que localmente generen nuevas asociaciones para sumarse eventualmente.

Además, los chicos que hace rato están laburando en la Asociación Argentina de Longboard planean poner al día sus papeles e intentar formar una Federación que parta de la misma. Estas dos opciones al momento están dándose de forma paralela. Creo que pese a que el objetivo con el que se iniciaron las reuniones quizá no es igual al resultado, siento que tener dos federaciones es mejor que ninguna.

Estoy muy contenta que ambos proyectos estén siendo llevados a cabo y tengo fe que en un futuro podamos llegar a un compromiso entre todos para lograr lo mejor para nuestro deporte.»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here