Nace el legado de una nueva leyenda

Una de las deportistas más emblemáticas del deporte argentino, se retiró del deporte profesional tras sus últimos Juegos Olímpicos.

0
141

Paula Pareto cerró su gran trayectoria deportiva con diploma olímpico. Una lesión en el codo la dejó tocada en la pelea de cuartos de final con la japonesa ToAnaki y, aunque hizo el esfuerzo para volver al tatami.  

En el repechaje, perdió por waza-ari con la portuguesa a quien abrazó y felicitó sobre el tatami del Centro Nippon Budokan. Antes venció por doble Ippon a la eslovena Marussa Stangar y la sudafricana Geronay Whitebooi.

La campeona no pudo contener las lágrimas segundos después de perder el combate subiéndose por última vez al Tatami pero su legado seguirá por siempre. “No me veía compitiendo en estos Juegos Olímpicos, pero fui fiel a mis principios de dar todo, hasta la última gota y no dejar nada». 

En su regreso a la Villa Olímpica, toda la Delegación Argentina realizando un pasillo recibió a la Judoca de 35 años al ritmo de “Olé, olé, olé, olé, Peque, Peque”.

Fueron unos Juegos Olímpicos especiales para el deporte argentino y para Paula Pareto, ya que en la ceremonia inaugural fue premiada con llevar la Bandera Olímpica en representación de América siendo uno de los reconocimientos más importantes que puede tener un atleta olímpico y cerrando su brillante carrera deportiva.

A lo largo de toda su carrera, que comenzó a sus 9 años, Pareto recolectó:  21 medallas de oro, 12 platas y 17 bronces.  Las más destacadas: Bronce en JJOO Beijing 2008, Oro en JJPP Guadalajara 2011, Campeona en el Mundial de Judo 2015 de Kazajistán y Dorada en JJOO Rio de Janeiro 2016.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here