Inglaterra se lleva los honores, pese a la pandemia mundial, fue el icono de los pases más destacados 2020 en todo el fútbol femenino llevándose grandes nombres a sus filas.

Alex Morgan es la última  jugadora superestrella en unirse al nivel superior de Inglaterra. La delantera  de 31 años, se unirá al Tottenham Hotspur. La jugadora, recientemente madre, deja la inactividad que mantuvo durante 12 meses debido a su maternidad.  

La carrera de Morgan es extensa,  salió campeona del mundo dos veces con Estados Unidos y se llevó el oro en Londres 2012.  En lo que lleva como futbolista ha jugado 169 partidos internacionales y marcado 107 goles.

El Manchester City también reclutó a su propia estrellita, tras terminar su contrato de tres años con el Olympique de Lyon, Lucy Bronze regresa a Inglaterra. Durante su paso con el Lyon fue de oro, tres veces campeona de la Champions League, dos copas de Francia, y un Trophée des Championnes. También fue dos veces ganadora del premio BBC como Jugadora del Año, dos veces seleccionada como el once ideal de FIFA PRO y en 2019 jugadora del año de la UEFA.

El broche de oro de Inglaterra se lo lleva el Chelsea FC. Pernille Harder, la atacante danesa, goleadora y figura del Wolfsburgo alemán, llega al Chelsea con el pase más caro de la historia, según la BBC Sport, la tarifa que se abonó fue de más de 350 mil euros.

La atacante es la máxima goleadora de la Bundesliga en la temporada pasada con 21 goles en 27 partidos. Concretó de 105 goles en 112 partidos con el Wolfsburgo. Hoy en día está considerada como una de las mejores jugadoras del mundo.

Está dicho que el fútbol femenino tiene mucho talento para destacar e Ingleterra se encargó de demostrar que ellos quieren tener a las mejores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here