La joven nadadora sigue dando que hablar, bajó el record sudamericano en 800 m libres y se llevó la medalla de plata en Canet, Francia. Había ganado el oro en la prueba de 400 m libres en Mónaco.

Fue la carrera más rápida de una sudamericana y Delfina le puso su propia particularidad: nadó con los auriculares puestos “Sí, eso pasó. Sí, todavía funcionan. No, no me di cuenta que los tenía puestos. Y no, no había música sonando durante la carrera» comentó la joven en su cuenta de Instagram.

Los 8m24s33 con los que cumplió la prueba, le valieron además para ganar la medalla de plata como escolta de la húngara Anja Késely, a sólo 8 décimas del oro. Con esta medalla obtuvo su segundo podio en tres días, el domingo había bajado su propio record por una milésima de segundo en la prueba de 400m libres, y ahora es record sudamericano.

La actuación de Delfina confirma todas las especulaciones que se tenían después de Buenos Aires 2018, tiene mucho futuro y hay que seguirla de cerca.

Desde el año 2016 no para de crecer deportivamente y de sumar logros. Su presente ilusiona de cara a los Juegos Panamericanos, y los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, para los que es la única representante de la natación argentina que ya consiguió la marca mínima en 1500m y ahora en 800m.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here