la Supercopa Argentina, al vencer a Sportivo Barracas por 3-0 con dos goles de Sofía Florentín y el restante de Natalia Gatti.

Kimberley campeón por quinta vez en la Primera División bien merecido el título, ya que tras superar en las instancias anteriores a River y San Lorenzo, en el partido decisivo en Ferro venció a Sportivo Barracas que nuevamente, por cuarta vez, se quedó en las puertas de conseguir su primer campeonato.
Sofía Florentín, a los 5´ tras una buena jugada individual, dejando con una pisada a la arquera por el camino, abrió la cuenta, 1-0. Las Celestes con el oficio de Fernández, Gatti, Testa, conocedoras de jugar esta clase de encuentros, por momentos llevó el ritmo que deseaba. De pausa, inteligencia, y aceleración cuando correspondía. Sportivo Barracas intentaba ser más vertical, con la pequeña y hábil Nava, más Manicler. Pero además de los palos se toparon con la gran mañana de Lera, una de la figuras de la final, siendo una muralla en el arco.
Sportivo en el complemento merecía el empate, lo merodeaba, pero le faltaba la puntada final. Hasta que a falta de 8 minutos, Florentín nuevamente apareció en escena, esta vez empujando casi en la linea una jugada que había iniciado. 2-0. Kimberley se acopló bien en su campo, aguardando pegar el golpe final. Con arquera-jugadora, Barracas buscaba el descuento, pero se encontró con el tanto de Natalia Gati y sentenció el partido. Y… Kimberley volvió a gritar campeón.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here